Astróloga Silvia Rioja

Acudir a los cuatro elementos: ¿En qué nos beneficia?

Acudir a los cuatro elementos nos sirve cuando necesitamos crear un evento muy importante para nosotros. También cuando se nos presenta una situación especial en la que percibimos que necesitamos protección. Allí debemos invocar a las fuerzas de los cuatro elementos y las cuatro direcciones para que nos acompañen.

Esto es muy simple de hacer. Primero necesitamos un incienso y una campana, ya que el olor y el humo, así como ese sonido agudo, ayudan a invocar los cuatro elementos. Luego, nos posicionamos en el centro de nuestra casa o del lugar donde estemos y pedimos la ayuda en el siguiente orden.

Comenzamos prendiendo el incienso, haciendo sonar la campana e invocando al elemento fuego (la pasión, la fuerza de avance) mirando hacia el Norte. Le pedimos que se integre en nuestro espacio. Lo invitamos a participar en nuestra casa y que nos ayude y proteja con su poder. En esta dirección se encuentran las fuerzas sutiles, los guías espirituales y las ideas que queremos bajar a nuestras vidas. También la consciencia, el arquetipo del padre y las energías en las que creas: Cristo, Buda, etc.; por tanto, podremos invocar además a quien creamos adecuado para la ayuda.

Después nos posicionamos mirando hacia el Este para invocar el elemento aire (los pensamientos y la manera en que los manejamos). En esta dirección se encuentran los conocimientos del lugar, así como los conocimientos de los dioses y del mundo sutil que invocamos en el norte. De igual modo, los mejores sistemas de espiritualidad y de metafísica.

Continuamos posicionándonos hacia el Sur para invocar al elemento tierra (la habilidad de materializar y concretar las cosas). En esta dirección están los minerales del lugar, la salud y lo que el cuerpo necesita para evolucionar. También podremos pedir por el oro, el dinero, los metales y los bioquímicos. Hallaremos al arquetipo de la Madre y la fuerza de la Pachamama.

Finalmente, nos dirigimos hacia el Oeste para invocar al elemento agua (las emociones, sentimiento y la habilidad de manejarlos conscientemente). En esta dirección se encuentran los caminos desconocidos que mi lógica no entiende; es decir, el camino de la magia y lo desconocido. Aquí pido que se abran los caminos de la magia y de todo lo que no pueda comprender, que todo lo que deseo me llegue y que se materialice.

¿Qué ocurre cuando decido acudir a los cuatro elementos?

Esta es la mejor manera de que ellos nos protejan y sean parte de nuestro espacio sagrado; especialmente, declarándolo de la siguiente manera al terminar: «Declaro a este lugar como mi espacio sagrado. Desde este momento el fuego, el aire, la tierra y el agua actúan a mi favor. En este espacio solamente entra toda la energía a fin a mí, a los habitantes de esta casa y a nuestros propósitos.»

Al terminar, decimos…

¡Así es! ¡Así será! ¡Hecho está!

Astróloga Silvia Rioja © 10 de febrero de 2021
Pampa Missayuq (Cosmovisión Andina), Construcciones metafísicas
Cartas Astral, Astrología Psicológica y Ancestral
Lectura del Tarot Egipcio
Descodificación Astro Emocional

Escríbeme cada vez que quieras. Podremos concretar una cita para conversar sobre cómo acudir a los cuatro elementos y/o de la Cosmovisión Andina. Recuerda que también puedes escribirme si deseas construir la vida que deseas de corazón a través de los Rituales Creativos.